Folcloristas Chilenos Biografías, RENÈ LARGO FARÌAS - BIOGRAFÍA, folclore chileno, folclore, Chile

07.08.2014 18:45

Folcloristas Chilenos Biografías

RENÈ LARGO FARÌAS - BIOGRAFÍA - Primera parte

 

RENÈ LARGO FARÌAS.-         

René Largo Farías amaba las tradiciones nacionales, pero no tenía nada de conservador. Sabía distinguir muy bien entre las cosas, las costumbres, los valores, que es necesario preservar, defender y valorar y las cosas que deben desecharse. Porque en Chile ha habido y hay tradiciones buenas, nacidas de la historia y de la cultura popular y otras tradiciones muy malas, de las que debemos liberarnos cuanto antes.

Hay una buena tradición de altivez, de rebeldía, de valentía. Y una mala tradición de abuso, servilismo, obediencia ciega, cobardía.

 

El normalista y hombre de radio

Después de estudios primarios en una escuela pública de Vallenar postuló a la Escuela Normal de Copiapó. Fue aceptado con el más alto puntaje entre los postulantes. Siempre había querido ser profesor. En la Normal de Copiapó despertó su inquietud por la historia oculta de Chile, la historia del pueblo, y por la creación popular en todas sus formas.

A los 15 años fue elegido presidente del Centro de Alumnos. Y le tocó dirigir la primera huelga de los estudiantes normalistas con toma del recinto. Motivo de la huelga: a mediados de 1943 fue expulsado de la escuela, por comunista, el profesor de Agricultura José Zuleta. Los estudiantes se levantaron para defenderlo, por afán de justicia y porque lo consideraban un gran maestro y un amigo. En verdad, no tenían idea de lo que era el comunismo.

El movimiento no fue victorioso. Y una de sus consecuencia fue la expulsión de René. Pudo continuar sus estudios en la Normal de Chillán, de donde egresó en 1947.

Al año siguiente comenzó a trabajar como maestro en la Escuela Nº1 de la Población Oriente de Antofagasta y dio sus primeros pasos como locutor y libretista de la Radio Libertad. Semanas más tarde fue nombrado director y jefe de programas. Casi al mismo tiempo se le designó director de la filial Antofagasta de Radio-Escuela Experimental, una productora de programas radiales educativos, dependiente del ministerio de Educación.

En 1949 se casó con la bella actriz uruguaya María Cristina Zayr. En 1950 fue contratado como locutor y libretista de Radio Minería de Santiago. Entre 1952 y 1959 dirigió el famoso Club del Tío Alejandro que llegó a tener en sus registros 73 mil "sobrinos". En la televisión hizo el memorable programa Tribunal Infantil, en el que un jurado de niños examinaba los problemas infantiles, a menudo en la relación con los grandes, y daba su veredicto.

En 1958 fue elegido presidente de la Asociación Interamericana de Locutores en un congreso celebrado en Santiago. Al año siguiente viajó a México y fue invitado a quedarse en ese país, dirigiendo una cadena de radioemisoras en Baja California, a lo largo de la frontera con Estados Unidos.

De regreso en Chile realizó el programa Chile Ríe y Canta en Radio Minería. Luego fue contratado por la Corporación de la Reforma Agraria (era el gobierno de Eduardo Frei), para organizar espectáculos de música, canción y baile popular en localidades campesinas y promover solistas y conjuntos que cultivaran el canto tradicional. En el cumplimiento de esta tarea René se convirtió en un gran conocedor del territorio. Llevó a grupos artísticos hasta los más apartados rincones del país.

En 1965 fundó la famosa Peña Chile Ríe y Canta de Alonso Ovalle 755. Cursos de cueca, de guitarra, de artesanías, espectáculos. Empezaron a llegar visitantes de provincia, sin otro caudal que sus canciones y sus guitarras. René los recibía, los escuchaba, les daba consejos. A los mejores los presentaba en el escenario de la Peña, por donde desfilaban todas las noches artistas consagrados y principiantes. Estos visitantes solían quedarse a alojar, dormían en el suelo sobre diarios viejos o, a lo más, sobre una colchoneta en alguna de las numerosas habitaciones de la casa. Muchos también comían allí por largos períodos, sin costo para ellos. Además aparecían por la Peña cantores peruanos, argentinos, bolivianos, ecuatorianos y todos recibían la misma hospitalidad, generosa y prodigiosa. Y también ruinosa.

En torno de la Peña se fue constituyendo un núcleo de autores e intérpretes innovadores, que querían expresar nuevos contenidos a través de la canción, sin perder lo más valioso de las formas autóctonas. Actuaron muchas veces Víctor Jara, Patricio Manns, el Indio Héctor Pavez, Rolando Alarcón, Margot Loyola, la gran familia de los Parra, Silvia Urbina, Gabriela Pizarro, el dúo Rey-Silva, el Piojo Salinas, conjuntos como Quilapayún, Inti Illimani, las Voces Andinas, Mira y Poncho, Quelentaro, Aucamán, Manka Saya.